979 777 466 | 667 666 730 taller@metalicasdelarosa.es

Trabajos

Trabajos >> Carpinterías

Ventajas del aluminio con Rotura de Puente Térmico (RPT)

Aislantes térmicas

La inclusión de varillas de poliamida, un elemento altamente aislante, en las ventanas de aluminio con Rotura de Puente Térmico, permite alcanzar los valores de trasmitancia más exigentes, tanto en climas fríos como en climas cálidos.

Duraderas

El aluminio y la poliamida son materiales resistentes a los agentes químicos. El aluminio no se oxida y tiene una gran ressitencia mecánica, lo que garantiza que mantendrá su ajuste a lo largo de los años. En la actualidad hay ventanas con más de 40 años que siguen funcionando.

Seguras en caso de incendio

El aluminio funde a 660 ºC y la poliamida lo hace a 260 ºC. Tanto el aluminio como la poliamida son incombustible e inocuos al alcanzar sus puntos de fusión. Por este moivo las ventanas de aluminio con RPT son garantía de seguridad en caso de incendio.

Seguras ante ataques

El aluminio puede soportar 700 Tn/cm2­ y por ello se utiliza en aplicaciones que requieren una gran resistencia, como chasis de vehículos, aviones, etc. En los cerramientos de viviendas proporciona la seguridad de estar protegidos ante los ataques de intrusos.

De infinidad de colores y acabados

Debido a la condición metálica del alu­minio, este se puede decorar con tantos colores como nos podamos imaginar y aplicar una gama ilimitada de texturas. El aluminio es el material utilizado para fabricar ventanas que más colores y texturas admite.

Versátiles

Las ventanas y puertas con Rotura de Puente Térmico están desarrolladas de forma que se pueden adaptar a cualquier situación constructiva. Permiten hacer curvas, grandes dimensiones, formas… garantizando, gracias a la gran resistencia del alumi­nio, la máxima seguridad y durabilidad.

Luminosas

Gracias a la resistencia del aluminio, este permite hacer más con menos. Las ven­tanas de aluminio dejan pasar más luz, dado que requieren una menor sección de perfil para desarrollar su función.

Fáciles de mantener

Las cualidades mecánicas y de resisten­cia a los agentes químicos del aluminio y la poliamida, hacen a las ventanas de aluminio con Rotura de Puente Térmico fáciles de mantener en el tiempo.

Aislantes acústicas

El mayor factor de aislamiento acústico es la estanqueidad del cerramiento. Dada la estabilidad dimensional del aluminio y su resistencia mecánica, se logran unas prestaciones acústicas que se man­tienen durante todo el ciclo de vida del cerramiento.